Google+

sábado, 10 de noviembre de 2012

Crítica: Baila, baila, baila de Haruki Murakami.


Hace unos meses PriceMinister nos propuso a los blogueros y blogueras elegir el mejor libro del 2012. Yo elegí como lectura Baila, baila, baila de Murakami. Un autor que ya hemos descubierto en muchas ocasiones en este blog y es que el conocidísimo autor nipón, me encanta.




BAILA, BAILA, BAILA
Tusquets Editores.

A menudo sueño con el Hotel Delfín.
Yo estoy en ese sueño. Es decir, "formo parte" de él como una especie de circunstancia continua. El sueño revela de manera manifiesta que pertenezco a la continuidad del sueño. En éste, el Hotel Delfín está deformado. Es más achatado y largo. Tanto que, en lugar de un hotel, parece un larguísimo puente techado. El puente se extiende desde tiempos pretéritos hasta los confines del universo. Y yo estoy en él. Allí, en ese hotel, hay alguien más, alguien que derrama lágrimas. Las derrama por mí.
El hotel me envuelve. Percibo con toda claridad sus latidos y su calor. En el sueño, yo soy una parte más del hotel.
Así es el sueño.

El principio del libro nos augura algo bueno y nos demuestra lo que Haruki Murakami es una mezcla entre la realidad y lo onírico. Recordemos Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas o incluso Kafka en la orilla, por nombrar tres de sus libros en los que el sueño y lo real se confunden hasta límites insospechados.


Baila, baila, baila se publicó en 1988 en Japón justo después de la aclamada novela Tokio Blues (Norwegian Wood), como una continuación de La caza del carnero salvaje (publicado por Anagrama). Pero no es hasta nuestros días cuando se publica en español por Tusquets Editores y traducida por Gabriel Álvarez Martínez (las anteriores obras publicadas en esta misma editorial han sido traducidas por Lourdes Porta). 

Nuestro protagonista, sin nombre, lleva soñando un tiempo con el Hotel Delfín, ese hotel en el que pasó un tiempo agradable acompañado de una prostituta, Kiki, un hotel en el que alguien derrama las lágrimas que él no puede derramar. Deja su trabajo como quitanieves cultural y se va a pasar unos días a aquel Hotel Delfín, aunque en su lugar han edificado otro nuevo más moderno pero que, curiosamente, conserva el mismo nombre. Allí se encontrará con una guapa recepcionista que le contará algunos sucesos extraños del hotel, sucesos que, en realidad, tendrán que ver con él mismo. En el mismo hotel, también conocerá a Yuki, una joven de 13 años, que ha sido olvidada por su madre. Él la llevará de vuelta a Tokio y se desarrollará una amistad muy fuerte entre ellos. Así, conocerá a sus padres, el escritor Hiraku Makimura y la fotógrafa Ame, viajará a Hawaii, se reencontrará con antiguos compañeros de colegio y la muerte hará de las suyas a su alrededor. Y lo único que hace el protagonista es bailar, no para de bailar, va hacia donde le llevan los pies.

El protagonista, creo que no nos sorprende esta vez después de leer otros de sus libros, vuelve a ser un ser algo insulso, sin apenas personalidad, que se deja llevar. Los demás personajes, extraños como siempre, conocedores de la sabiduría y guías del personaje principal. Aunque para mí, haciendo una valoración muy personal, los protagonistas, los personajes que se mueven en la novela no son nada sin sus acciones, sin los lugares que frecuentan, sin la cotidianeidad. Esto último, factor clave en este autor. Conocer lo que compran, cómo se hacen la comida, en qué orden suceden las acciones más rutinarias,... esto es lo que hace grande estos libros. Sin olvidarnos, por supuesto, de una historia original que roza la belleza de lo absurdo y que caracteriza al autor, lo diferencia. O, puestos a divagar, tal vez, lo que hace genial a este libro es el bailar, tanto el protagonista como el propio autor lo hacen a lo largo del libro, van hacia donde les llevan los pies.

Otra de las características que no podía olvidarme de mencionar son los finales. Finales inconclusos que hacen al lector protagonista de la historia, que lo dejan pensando. ¿Pasará algo más? No, quizá nunca pasa nada más, la vida es así, con finales vanos y faltos de ilusión pero que te dejan una sensación extraña. Es posible que no hayas acabado de leer. Es posible que los libros de Murakami nunca se acaben de leer. Es posible que nunca se acabe de bailar.

Gran amante de la música, Murakami no podía dejar pasar una de sus obras sin su banda sonora y, constantemente nos está recordando grandes éxitos, algo eclépticos y sibaritas, desechando la música comercial. Y es que la música, junto con lo onírico, lo real, los diferentes mundos y, entre otras cosas, la cotidianeidad, hacen del autor japonés, lo que es, un superventas, un genio. Tal vez, Baila, baila, baila no sea su mejor novela pero sí es una muestra representativa de lo que Murakami significa.

8,5



¿Queréis saber más sobre otros libros de Murakami?






13 comentarios:

  1. Tengo ganas de leer este novela. Murakami siempre tiene algo que hace que sus libros me atrapen. En cuanto a los de Price Minister yo aún sigo esperando a que me llegue el libro a casa. Me dijeron que tuviera paciencia, y en ello estoy,

    ResponderEliminar
  2. He leído varias novelas de Murakami y aunque es un autor que genera controversias en algunos lectores, a mi en lo personal me gusta mucho. En casa tengo sin leer "After dark" y a mi país aún no ha llegado "Baila, baila,baila" pero tengo muchas ganas de leerla. Me ha encantado la metáfora de la vida como un baile, como has puesto en la reseña, el protagonista va "hacia donde lo llevan sus pies". Buenas lecturas :)

    ResponderEliminar
  3. Fantástica reseña! Aún no he leído nada de este autor, pero quiero hacerle hueco rápido y me parece que con esta novela, por lo que cuentas, acertaría.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Como ya he dicho mil veces no he leído nada de Murakami todavía. Tengo pendiente ' Tokio Blues' desde el año pasado y no veo el momento de ponerme con él. Espero que no me defraude porque las expectativas son altas viendo vuestras puntuaciones.
    La reseña, genial. Me alegro que lo hayas disfrutado.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  5. Muy buena tu reseña. Estoy ahora con él y veo que en esta novela Murakami repite final inconcluso. Es que sino no sería Murakami...
    De momento me está gustando, pero es que yon también soy fan incondicional de este autor.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ahora mismo lo tengo en mis manos !!! estoy a punto de comenzarlo pero antes quería ver las opiniones sobre el mismo y como siempre Murakami levanta controversia, si no no sería él, algunos lo aman, otros lo odian , y estan los que no lo entienden Puedo decir que despues de Tokio Blues,Al sur de la frontera al oeste del sol, sputnik mi amor, afther dark, kafka en la orilla, cronicas del pajaro que da cuerda al mundo y 1q84 completa , soy más que su fiel seguidora ... espero volver a embelesarme nuevamente con este trabajo... entonces a leer se ha dicho

    ResponderEliminar
  7. Tengo el libro en mis manos y después de leer esta enriquecedora reseña tengo una cuestión. Se que todas las novelas de Murakami son "autoconclusivas", pero ¿me recomiendas leerme primero La caza del carnero salvaje? Por reconocer esos detalles que pueblan sus novelas.

    ResponderEliminar
  8. Realmente lo lei y me pareció muy flojo, más allá de la relevancia que puede tener lo onírico en sus relatos, que absolutamente todos los "conflictos" del mismo se resuelvan por cuestiones paranormales o "magicas" no resulta aceptable, tiene un don para escribir y hacernos caer en su ritmo y demás, pero resulta ser un libro que a pocod e terminarlo me genera rechazo. Acepto que todo es muy llevadero, acepto que se lee facilmente (es eso un merito en si?), no he logrado perdonarle aún a HK que haya escrito este engendro, flojo flojisimo trabajo. Por otras obras le doy un credito futuro, pero este es un desastre.

    ResponderEliminar
  9. Hace poco leí esta novela y estoy aún sobrecogido. Es verdad que Murakami abusa en ocasiones de lo onírico y espiritual para desarrollar sus historias pero es que lo hace tan bien..., te hace sobrecogerte con cada párrafo y siempre siempre al menos a mi me deja con un desasosiego difícil de explicar, tiene algo mágico que nadie puede negar ni igualar; y el final..., dios mio vaya final. Genial Murakami

    ResponderEliminar
  10. He descubierto a Murakami con esta novela y me ha gustado. A veces, pelin subrealista para mis gusto, pero su narrativa, su estilo me han gustado.
    http://leyendoesgerundio.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  11. Precisamente las descripciones tediosas hasta el cansancio hacen que este libro sea un ladrillo. Creo que le sobran cerca de 200 páginas. Reitera una y otra vez las ideas-quitanieves cultural, el mundo del cine es una máquina de moler carne, etc-como si el lector fuera un bobo. tiene pasajes interesantes, pero me parece de una lentitud exasperante.

    ResponderEliminar
  12. Lo terminé de leer hoy, y pues, me quedo con Tokio Blues (el anterior que leí de él). Como dice otra opinión, hace demasiado énfasis en los detalles y da flojera. Le daría un 3-4/5.

    ResponderEliminar
  13. acabo de terminar el libro, y me ha gustado, la parte final me ha dejado con una sensación de melancolía, no es su mejor libro, pero lo recomiendo.

    ResponderEliminar

Comentar es gratis, al igual que sonreir :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...