Google+

jueves, 13 de enero de 2011

Un mundo lleno de faltas de ortografía *Editada*


Todos somos conscientes de que vivimos en un mundo que cambia constantemente. Un mundo que exige dichos cambios: en la moda, en la comida, en el arte.. y en los libros. La gran cantidad de público lector exige una demanda continua de libros para todos los gustos a librerias, editoriales, autores... Y, por tanto, se editan muchos libros y con una rapidez increible. Además, esto hace que muchos exijamos un abaratamiento del coste de un libro, ya que no nos da el dinero para comprarnos todos los que nos gustarían.

Desde pequeños, nos han ido inculcando que el que lee mucho tiene menos faltas de ortografía, pone todas las tildes correctamente y así, en la asignatura de Lengua Castellana y Literatura no nos bajaran puntos. Pero, ¿es eso cierto?

Últimamente, en los libros que he ido leyendo, libros de todo tipo: libros de gran renombre, de autores noveles, libros de gran y menor volumen, periódicos... he ido notando una creciente aparición de faltas de ortografia y de sintaxis (y yo no soy una especialista en lenguaje, ni en semántica, ni en sintaxis...). Un error lo tiene cualquiera.

Soy plenamente consciente de que debido a ese mundo exigente en completo cambio del que hablabamos antes, todo va muy rápido y es posible que debido a ello, se nos pasen por alto determinadas faltas. Eso le puede pasar al "word", al autor, al editor, al corrector, al traductor, a la imprenta... a todos y cada uno de nosotros. Pero, creo que debemos intentar que esto no suceda, y si lo hace, en la menor medida posible.

Es un deber de todos, por ello, quisiera hacer un llamamiento a editoriales, autores, blogueros, traductores, correctores,...cualquier lector, de que si nos damos cuenta de una falta de ortografia podamos avisar tanto al autor como a la editorial para que en posteriores ediciones de una obra determinada, esos fallos se pudiesen minimizar. No sé si esto, actualmente, se puede realizar, aunque supongo que sí. Y si no se puede que se brinden los medios necesarios para hacerlo posible.

Yo, por mi parte, os animo a todos vosotros a que si veis que se me ha olvidado una tilde, que he escrito mal una palabra, que he puesto demasiadas comas, que tengo un error sintáctico... me lo digáis en un comentario o en un mail para poder editarlo y a la vez, aprender de mis errores.

Reflexión final (14-1-2011):
Este artículo me ha servido para reflexionar sobre la rapidez y el poco cuidado del mundo actual. He podido ver que yo también cometo faltas: me sobraba una tilde, había una falta de concordancia con los sujetos en una frase y, una "Y" que podía sobrar. Además, he cambiado la etiqueta de esta entrada, pasándose a llamar "Cajón de Sastre" y no "Cajón desastre", ya que cómo bien dijo una lectora valen las dos acepciones, ya que un cajón de sastre es un conjunto de cosas diversas o desordenadas.
Es más, también he aprendido que no nos debemos "quejar" sobre una única falta pues un fallo lo puede tener cualquiera, pero sí debemos hacerlo cuando hay una sucesión reiterada de éstas. Creo que es un deber de todos comentarlo al autor del libro, del blog o del artículo, a la editorial, al traductor o al corrector, no para la crítica destructiva al libro o web en su conjunto, sino para la mejora de dicho libro o sitio web.
Espero que a vosotros también os haya servido para reflexionar sobre este mundo  lleno de faltas de ortografía y que, os animéis, como yo, a ser corregidos.

10 comentarios:

  1. Es cierto todo lo que cuentas. Yo por mi parte siempre que redacto una reseña contacto con el autor, mucho más cuando hay errores. Hay de todo pero por lo general la gente no se lo toma bien respecto a que se les avise por estas cosas. De todas formas se supone que si hay errores de ortografía y demás hay que contactar con la editorial y a su vez con las personas que hicieron la corrección, por lo visto no es el autor quien se encarga de eso. Es mas, incluso me han llegado a decir más de una vez que era la primera vez que recibían ese tipo de mensaje.
    Yo también estoy redactando una entrada haciendo un llamamiento como has hecho tú, te me has adelantado, je je je.

    un saludo

    ResponderEliminar
  2. Estoy harto de encontrar faltas de ortografía en el diario El País. El mismo diario que nació con la democracia ahora está lleno de gazapos.

    Esto es un resultado del poco valor que se da hoy día a las cosas, de el abuso de teclado, pero sobre todo de la condescendencia general.

    Actualmente todo el mundo tiene un blog, a veces las personas escriben cosas interesantes en fondo pero a través de textos llenos de faltas de ortografía. La gente cultivada obvia esto y dice que le ha gustado mucho la entrada, como si estuviese bien escrita.

    Incluso he llegado a ver relatos completamente infestados de errores ganar concursos literarios.

    Yo, personalmente, me he propuesto no leer ni un sólo blog, ni un sólo relato más que tenga una falta de ortografía por encima de lo humanamente aceptable. Y creo que todos deberíamos actuar igual.

    Me parece muy bueno tu artículo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tienes mucha razón.
    Últimamente cada quien escribe como se le da la gana y a muchas personas les importan poco las faltas de ortografía.

    ResponderEliminar
  4. Tienes más razón que un santo...

    Detecto una tilde de más en el último párrafo "os animó" ;)

    Gracias por la entrada!

    ResponderEliminar
  5. Tú lo has pedido:

    "he ido notando una creciente aparición de faltas de ortografia y de sintaxis (y yo no soy una especialista en lenguaje, ni en semántica, ni en sintaxis...). Y, un error lo tiene cualquiera."

    A mí me desconcierta ese "Y,", no sé de dónde viene ni creo que esté bien esa coma (no lo digo así por ser borde, lo digo porque igual soy yo la que no lo ha entendido bien).

    Por lo demás creo que bien, a mí también me gusta que me digan las cosas que he escrito mal, a veces se me pasa algo, a veces se me va un dedo, a veces mi pensamiento no está bien ordenado y se me olvida repasar el texto... pero a la gente le molesta mucho, les parece que no tiene importancia y suelen decir "pero tú me has entendido, ¿no? Pues ya está". Yo creo que no le ponen cariño a lo que hacen.

    ResponderEliminar
  6. Usted nos HANIMÒ mucho para buscar faltas ;)

    ResponderEliminar
  7. "Animó" ¡¡que barbaridad!! Me han salido los colores, cuando me he dado cuenta. Gracias Carmina y anónimo.
    Corregido el "Y" que claramente sobraba.

    Sandra, a partir de ahora intentaré contactar con el autor o con el traductor, pero me temo que no se lo tomen bien, por ello me gustaría que desde las editoriales se implicasen con ello.

    Javi, Arien y anónimo, tenéis razón, no se les pone cariño a las cosas que se hacen, les damos poco valor.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo contigo, a mí me duelen las faltas de ortografía continuadas que detecto en algunos, si tienen un blog y, además, es de libros, me decepcionan. Tampoco entiendo la poca importancia que la gente le da a las tildes, como si no fueran importantes, ¿no se dan cuenta de que pueden cambiar completamente el sentido de una frase? Dicho esto espero no cometer muchas, porque hay veces que se me escapan y temo que no me de ni cuenta. El querer ser correcto en la ortografía no significa que uno no pueda equivocarse.
    Me uno a ser corregido cuando se detecten en mi blog.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Tienes toda la razón del mundo, yo también he notado lo mismo últimamente... Espero que te hagan un poquito de caso! jeje

    ResponderEliminar
  10. Eso espero yo también, Megami.

    Y, Antonio, claro que se nos puede olvidar alguna tilde, pero una sucesión continuada de faltas de tildes, y otras, como laismos, sintaxis... Es casi intolerable.

    Un besito

    ResponderEliminar

Comentar es gratis, al igual que sonreir :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...